jueves, 8 de noviembre de 2007

Si hubiera sido ministro de Guerra durante la guerra con Chile, Grau hubiera tenido un serio problema conmigo para explicarme por qué diablos perdió valiosos momentos en ponerse a recoger enemigos tras hundir a La Esmeralda en Iquique en lugar de unirse a La Independencia y hundir juntos a La Covadonga. Hubiera sido un gran triunfo, a tan sólo un mes de empezado el conflicto.
“Oiga, no sé si se ha enterado de que estamos en guerra y que no hay sustituto para la victoria. Oiga, se le paga para eliminar enemigos, no para recogerlos. Oiga, Ud. es un militar y no un salvavidas. Oiga, esa gente quiere destruir a nuestro país. Oiga, esos después abalearon a los náufragos de La Independencia. Oiga, una guerra es el hecho más serio que le puede suceder a una república, no es un partido de fulbito con fair play para tribunas. Me hundía primero a La Covadonga y después podía jugar al boy-scout o al baywatch, caballero”.


Este texto aparecía en la editorial del diario correo 9 10 07 Esto me servirá para disertar en cuanto al tema de los héroes nacionales, concretamente de Miguel Grau, desde pequeños se nos ha inculcado a este señor como el non plus ultra de la peruanidad, como el máximo héroe de la Nación, la editorial que encontré en este periódico me hace pensar que -felizmente-no todos se han comido el cuento sin cuestionarlo. Entendámonos, no digo que no sea un personaje heróico, de hecho lo es, el pasaje de la carta a la viuda de Pratt, y la entrega de su espada es un hecho, hasta dónde sé, casi único en la historia, en efecto, sin embargo no cuestiono su heroicidad , no cuestiono el arrojo que tuvo al ir a la guerra, no digo que Miguel Grau no ame al Perú, vamos, el tipo seguro fue mejor que yo. Lo que quiero explorar es el tema de la fabricació de un héroe, en el Perú, es curioso como casi todos los héroes, lo son de guerras perdidas ¿tiene relación con la idiosincracia que tenemos?¿que mensaje se da a los niñós?¿haz el bien y perderás?, Son preguntas por las que hay que volver, pues -sin culpa de Miguel Grau seguro-, su enaltecimiento puede llevar a concepciones erradas de la patria, por ejemplo, es por lomenos sospechoso que la mayoría de héroes con monumentos por todo el territorio son militares , casi no mencionan a los civiles, -la militarización de la sociedad es otro lastre que arrastramos-, pero hay un Pedro Paulet, un Daniel Alcides Carrion, un Victor Andres Belaunde, un Jose Antonio del Busto, pero en la "historia oficial" pesan mas los militares ¿Por qué?.
Otro tema que me genera reticencias a la figura de Miguel Grau, es el tema de su masonería , es un secreto a voces que era masón. Esto me parece no sólo deleznable en Latinoamérica sino también peligroso, si es que se confirma que la mayoría de heroes oficiales lo son.
Son preguntas dolorosas quizá, pero creo necesarias para conocer lo que amamos, nuestra patria, el Perú de Latinoamérica. No se ama lo que no se conoce.

4 comentarios:

Daniel Lopez Mazzotti dijo...

bueno sobre el tema en especial... el probelma es que los buenos siempre estan en desventaja y siempre lo estaran...

o no?

Miremos a Batman y su respeto irestricto por la Vida o a McGiver con su desprecio por las armas...

al menos son los heroes que admiro...

Me gusta usa el cine para los paralelos... es como Anakin cuando se vuelve Vader, y es coo Vader matado a Obi-Wan.

Como le digo siempre a mi hijo cuando debe enfrentra estos lances: "si tienes que volverte como ellos para poderles ganar, entoces realmente has perdido y el ue ha ganado es el que esta detrás de ellos"

Total al final el premio no esta aqui, y ese es el premio que esperamos.

Si Grau debe ser asi mi ejemplo de heroe, no esta del todo mal...

Marcos V Mazzotti dijo...

Gracias ¡es mi primer comentario!
En efecto.. la figura de Miguel Grau inclusive puede ser mas ricamente explotada en ese sentido.
En todo caso, trasciende lo efímero de las victorias militares por esa otra victoria que es la de hacer lo correcto cueste lo que cueste ¡gracias por esta nueva perspectiva! y completamente de acuerdo con la aproximación cinéfila. Recuerdo a ése director de Howgarts de la casa de Slyterin. jeje
en efecto, hay una opción por no contemporizar ante el enemigo, hay una línea que al cruzarla aunq se gane se ha perdido. y en efecto en esta línea particular, Miguel Grau si da la talla de heroicidad que los latinoaméricanos necesitamos..

Que enriquecedores pueden ser los blogs.

Marcos

Kike dijo...

Hola, Marquitos:

No sabía que tenías blog. ¡Bien ahí!

Sobre lo que comentas aquí, lamentablemente tengo mis reparos. Para empezar, hace poco estuve en la conferencia que dio un experto en Grau, y cuando le hice la misma pregunta sobre la masonería, me dijo que no había evidencia suficiente para afirmarlo, que no se han encontrado documentos que lo prueben ni nada por el estilo.

Y el otro reparo que tengo es con respecto al diario del que sacas la información (o la opinión, más bien). De todos los diarios limeños que he leído alguna vez (de los serios, me refiero), Correo me parece el peor. No solo porque de objetivo no tiene nada, sino que es el peor escrito y el menos cuidado. Y, para colmo, tiene como director al ignorante de Mariátegui, quien por cierto, es el redactor de la columna de opinión que citaste; o sea, me refiero a que este diario no tiene editorial, sino columna de opinión del director (al igual que Perú.21).

En fin, que en la discrepancia está el gusto, ¡ja, ja, ja! Bueno, algunas veces. Porque en tus demás reflexiones sí compartimos más cosas.

Un abrazo.

Marcos V Mazzotti dijo...

Bueno Gracias, Kike en efecto tienes razón, quizá no pase de ser un desafortunado comentario de un liberal como Mariátegui, (o quizá sea mi antimilitarismo sacando la lengua) no lo sé, pero es muy bueno esto de discrepar, y de aprender, si no era mason pues que bueno es una buena noticia.
Un abrazo Gracias por comentar..