miércoles, 24 de noviembre de 2010

Reflexiones personales sobre la diversidad cultural




La diversidad cultural no es una competencia, sino complementariedad.
No estoy de acuerdo con la expresión “Perú profundo”, porque no creo que haya un Perú superficial. Pensar lo contrario puede interpretarse como discriminatorio.
Lo mismo es válido, pienso yo para América Latina, pues no existen culturas más latinoamericanas que otras, más profundas o legítimas que otras. Poner lo indígena sobre lo hispano o viceversa es un error.
No considerar el aporte africano, asiático u occidental lo es también.Somos, en efecto, una sociedad plurinacional, donde no hay lugar para la discriminación.Todos debemos tratarnos de igual a igual.Nuestra América, no debe de tener miedo a la unidad, ésta no resta, sino suma.
Toda demostración de fuerza es una demostración de debilidad, y un desordenado sobredimensionamiento de la propia cultura en desmedro artificial de la ajena, evidencia nuestras debilidades y obstaculiza nuestras fortalezas.

No hay comentarios: